Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema.

Le ayudamos a gestionar su economía personal:
compruebe aquí el estado de sus cuentas, empiece
a hacer el presupuesto y organice sus deudas.

Estás en

¿Cuánto cuesta utilizar crédito?

Los costes de utilizar crédito suelen incluir interés, comisiones y otros gastos.

Interés

El interés es el importe que la entidad financiera cobra por el servicio de prestarnos su dinero. El tipo de interés puede ser fijo o variable.

Un tipo de interés fijo es el que se mantiene igual durante la vida del préstamo o crédito.

Un tipo de interés variable puede subir o bajar durante la vida del préstamo. Están vinculados a un tipo de referencia. El más habitual es el Euribor, al menos en las operaciones hipotecarias.

Es muy importante distinguir entre tipo de interés nominal y la TAE.

La TAE (Tasa Anual Equivalente) es un cálculo, un tanto complejo, que incluye el tipo de interés nominal, más las comisiones y ciertos gastos que puedan aplicarse, teniendo en cuenta el plazo de la operación. Es un indicador mucho más fiable del coste real del crédito.

Algunos créditos pueden tener un tipo de interés nominal bajo, pero muchas comisiones por otros conceptos: de apertura, de amortización parcial, de cancelación o de estudio. Así, un crédito con un tipo de interés nominal del 3% puede resultar mucho más costoso que otro con el 5%.

Chica comparando 2 tipos de interés

Al comparar distintos préstamos y créditos, siempre hay que utilizar la TAE, pero teniendo en cuenta los siguientes tres consejos:

  1. Compare la TAE de préstamos a un mismo plazo. Las comisiones hacen que sea diferente según el plazo para el que se calculan.
  2. Tenga cuidado al comparar la TAE de un préstamo fijo con la de otro variable; en este último caso será siempre una tasa teórica, porque no hay manera de saber a priori cuál va a ser la evolución del índice de referencia. En el caso de un préstamo de tipo de interés fijo la comparación es fácil: cuanto menor es la TAE menos dinero pagaremos.
  3. Lo mismo sucede al comparar la TAE de un préstamo personal con la de uno hipotecario. El hipotecario tiene muchos más gastos que no se incluyen en el cálculo del TAE legal, como son los gastos notariales, los seguros obligatorios, etc.

Cálculo del TAE de un préstamo (hipotecario o personal)

Otros gastos

Además del interés y comisiones, puede haber una serie de gastos no incluidos en el cálculo del TAE, sobre todo en el caso de préstamos hipotecarios: gastos de notaría o registro, de tasación, de gestión, de seguros o garantías e impuestos. Estos gastos, en muchos casos obligatorios, varían según la entidad.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA