Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema.

Hay un momento para estudiar, trabajar, independizarse, formar
una familia, jubilarse: le ofrecemos guía y herramientas para que maneje
su economía en las distintas etapas de la vida.

Estás en

Financiación a través de un concesionario o marca

Coche en concesionario.


Las principales marcas de coche ofrecen su propia financiación. Como ventajas de financiarlo en el propio concesionario ofrecen facilidad, comodidad y rapidez. Hay muchos menos trámites y es una opción atractiva en caso de no poder conseguir un préstamo bancario (aunque también estudiarán su capacidad de pago).

Los concesionarios también dan bastante flexibilidad en cuanto a plazos e intentan acomodarse a las necesidades del cliente.

Ahora bien, el cliente deberá tener en cuenta aquellas obligaciones que asume con esta financiación. A modo de ejemplo, habrá que fijarse en las comisiones que tendrá que hacer frente (por ejemplo, de apertura del préstamo), en la posible obligatoriedad de contratar unos seguros con determinada compañía (considere su coste) o en si se le permite cancelar anticipadamente el préstamo, ya sea gratuitamente o con una penalización (en ocasiones, ésta consiste en devolver el importe "rebajado" del precio del vehículo que a veces se consigue por financiar con "la marca")

Para poder estudiar las características del préstamo ofrecido le tienen que entregar la ficha del mismo, que recibe en nombre de Información Normalizada Europea (INE). Ésta debe facilitarse previamente a la contratación, con la debida antelación y de forma gratuita, siendo útil para comparar la oferta de financiación presentada en ese concesionario con otras que le pueden ofrecer  distintas entidades y así elegir la opción que mejor se ajuste a sus necesidades e intereses.

Algunas marcas ofrecen, como novedad, los llamados “créditos selectivos” para la compra de un coche nuevo. Consisten en financiar sólo parte del coste total del vehículo garantizando un valor mínimo de recompra a la finalización del contrato. En ese momento, el cliente puede quedarse el coche o, si lo prefiere, cambiarlo por otro nuevo de la misma marca (financiando la diferencia de valor entre el que entrega y el nuevo). Como sólo se financia una parte del coste total, las cuotas mensuales se reducen considerablemente.


También se han puesto de moda planes de financiación que consisten en pagar una entrada, luego cuotas mensuales muy pequeñas durante tres o cuatro años y al final una última cuota alta.

Por ejemplo, para un vehículo con un precio de 24.700 €, se ofrece una financiación al 6,75% TAE consistente en:

  • una entrada de 9.274 €
  • 36 cuotas (3 años) de 200 € al mes
  • Y una última cuota de 10.369 €

Los concesionarios casi siempre aceptan su coche usado, aunque sea de otra marca, a cambio de un descuento en el precio total. La cantidad que pagan suele ser bastante inferior a lo que podría conseguir usted vendiéndolo por su cuenta, pero la ventaja es ahorrar tiempo y posibles molestias.

En general, considere las mismas variables que para un préstamo bancario: entrada, importe a financiar, tipo de interés, comisión de apertura, plazo y cuota mensual, coste de amortizar anticipadamente y coste de los productos obligatorios vinculados (seguros habitualmente). No se deje presionar por el vendedor. Tome su tiempo para reflexionar y haga bien sus cálculos. Y si la cuota del automóvil no encaja en su presupuesto, no lo compre.

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA