Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema

Con esta guía de primeros auxilios
sabrá cómo proteger sus tarjetas y datos personales,
defender sus derechos, evitar fraudes...

Estás en

¿Qué hago si sé que me va a llegar un recibo que me dejará en descubierto?

Folletos, chequera y calculadora.

Quedarse en descubierto (números rojos) es uno de los errores más costosos que puede cometer el titular de una cuenta bancaria y siempre conviene hacer lo posible para que no ocurra.

Cuando se trata de una situación puntual que no se puede evitar, lo mejor es hablar con su banco o caja para comunicarles que va a llegar un recibo y que no hay dinero en la cuenta para cubrirlo. Si es usted buen cliente con demostrada solvencia normalmente la entidad no pondrá pegas para atender el pago del recibo, aunque debe devolver este dinero adelantado de forma inmediata y pagar intereses y comisiones sobre el descubierto, que son altísimos.

Si no avisa, o si dejar la cuenta sin fondos se convierte en costumbre, el banco puede optar por devolver los recibos y usted tendrá que pagar los gastos correspondientes, además de encontrarse con posibles problemas con los acreedores (cortes en el suministro de la luz o teléfono, matrículas canceladas, multas por atrasos de pagos, etc.). Además, si pasa cierto plazo (normalmente una semana) la entidad reclamará el pago mediante carta o llamada telefónica y cobrarán una comisión de reclamación de descubiertos que suele rondar los 30 euros.

Los descubiertos en cuenta son muy negativos para los clientes, pero hay que puntualizar que a las entidades de crédito tampoco les gustan nada, y si cobran intereses tan altos es precisamente para disuadir en contra de esta práctica. Para el banco, un descubierto es un riesgo de crédito puro. Es decir, es como conceder un préstamo sin tener ninguna garantía de poderlo cobrar.

Una forma de evitar problemas de descubiertos es tener domiciliada la nómina en su cuenta. Esto sirve de garantía a las entidades, por lo que normalmente permiten descubiertos por un importe máximo equivalente a la nómina, sin cobrar comisiones, siempre y cuando el ingreso de la siguiente nómina cubra el descubierto.

En los demás casos, aunque su entidad permita descubiertos en cuenta, siempre será mejor planificar un poco y hacer las previsiones de fondos necesarios para evitarlos.

Haga previsiones para evitar los descubiertos siempre que sea posible. Si tiene frecuentes problemas de desfases entre pagos y cobros, puede resultar indicado tener una línea de crédito.

Si usted tiene frecuentes problemas de defases entre pagos y cobros (como ocurre con muchas pequeñas empresas y autónomos), puede ser indicado abrir una linea de crédito para poder atender los pagos mientras se espera cobrar. Sólo se pagan intereses sobre el dinero dispuesto (además de un pequeño interés fijo) y los tipos son muy inferiores a los intereses y comisiones de los descubiertos. De hecho, un descubierto probablemente sea el medio de financiación más caro que ofrece una entidad de crédito. Resulta menos costoso incluso utilizar la tarjeta de crédito para hacer el pago.

Si se queda usted a menudo en descubierto porque sus gastos son mayores que sus ingresos, es otra cuestión. En este caso recomendamos estudiar atentamente el bloque "Cómo llegar a fin de mes".

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA