Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema.

Repase todos los productos y servicios
financieros a su disposición:
bancarios, de seguros, de inversión...

Renta fija privada

Pagarés de empresas

Fábrica de producción de coches

Definición

Los pagarés de empresas son títulos de deuda emitidos por empresas privadas para cubrir sus necesidades de financiación a corto plazo. Confieren a sus tenedores un derecho económico sobre la empresa (es decir, los convierten en acreedores).

Características

Los pagarés de empresas tienen algunas características en común con las Letras del Tesoro:

  • Se emiten al descuento, obteniendo por lo tanto un rendimiento implícito (la diferencia entre su valor nominal y su precio de adquisición).
  • Se emiten a muy corto plazo, por lo que su liquidez es alta

La gran diferencia es que mientras las Letras del Tesoro son emitidas por el Gobierno, los pagarés lo son  por empresas privadas. Su riesgo dependerá entonces de la calidad de la empresa. Debido a este incremento del riesgo, su rentabilidad suele ser algo superior a la que ofrecen  las Letras del Tesoro (prima de riesgo). Es aconsejable consultar la información de las emisiones registradas en la CNMV.

Bonos y obligaciones

Mientras los títulos de deuda pública son emitidos por un Gobierno u organismo público, la renta fija privada representa deudas de empresas privadas, por lo que su riesgo y rentabilidad dependerán de la calidad de la empresa.

 

Definición

Los bonos y obligaciones son títulos que representan una parte de una deuda, a favor de su tenedor, y emitida por una entidad para la financiación de un proyecto. Los títulos de renta fija privada son emitidos por empresas privadas. Su rentabilidad y riesgo previstos tienen que ver con la calificación crediticia del emisor, como se explicó en la introducción de esta sección, y también con el plazo de reembolso y los tipos de interés.

En España, cuando estos títulos se emiten a menos de cinco años se denominan bonos y cuando se emiten a plazo superior se denominan obligaciones. El plazo de reembolso es la única diferencia entre un bono y una obligación. En otros países, el término “bono” es genérico para todos los plazos de vencimiento.


Rendimiento:

Los bonos y obligaciones de renta fija admiten varias modalidades de rentabilidad:

  • Percepción de rentas periódicas (el pago de intereses periódicos, o cupones, a lo largo de la vida del título)
  • Descuento (percepción de valor nominal a su vencimiento, mayor que su precio de adquisición)
  • Percepción de cupones  más un cantidad adicional (prima de reembolso)
  • Descuento más cupones
  • Descuento más cupones más prima de reembolso
  • Otras combinaciones.

 

Tipos de bonos y obligaciones

  • Bonos y obligaciones simples: Son los tradicionales que hemos visto en los ejemplos. Tienen una rentabilidad prefijada para la vida del título que se paga mediante cupones periódicos. Su riesgo y rentabilidad dependerá de la calidad de su emisor (calificación crediticia), su plazo y los tipos de interés.
  • Bonos y obligaciones cupón cero: En vez de pagar cupones, se abonan los intereses al vencimiento, junto con el principal (capital inicial invertido). Es decir, su valor de reembolso es mayor que su valor nominal.
  • Bonos y obligaciones emitidos al descuento: Son los que descuentan los intereses en el precio de adquisición. Es decir, su precio de adquisición es inferior a su valor de nominal, por lo que la ganancia se produce en el momento de su reembolso (es el mismo funcionamiento que las Letras del Tesoro y los  pagarés de empresas). En este caso, se dice que tiene un rendimiento implícito. A este instrumento se le conoce también como “cupón cero emitido al descuento”.
  • Bonos y obligaciones subordinados: Tienen un funcionamiento igual que los bonos simples, pero en caso de quiebra o suspensión de pagos del emisor, el derecho de sus tenedores sobre los activos de la empresa está detrás del derecho de los acreedores comunes (como los tenedores de bonos simples). Se puede decir que tienen mayor riesgo de crédito que un bono simple y, por lo tanto, suelen ofrecer mayor rentabilidad.
  • Bonos convertibles y/o canjeables: Confieren a sus tenedores el derecho a cambiarlos por acciones de la empresa en una fecha determinada. Pagan intereses mediante cupones periódicos hasta una fecha de conversión o de canje. Llegada esta fecha, el tenedor tiene la opción de:
    • Efectuar la conversión o canje, y recibir a cambio un cierto número de acciones por cada bono u obligación.
    • Mantener  las obligaciones hasta la siguiente fecha de conversión o hasta su vencimiento.


    Si el precio de las acciones en la fecha de canje o de conversión es inferior a su precio de mercado, la operación puede ser interesante. El número de acciones a entregar, la forma de determinar los precios y la fecha de conversión o de canje se establece al principio de la operación.

    Canje y conversión son operaciones diferentes. En el canje, los bonos se cambian por acciones de la autocartera de la empresa. En la conversión, por acciones de nueva emisión.
Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA