Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema.

Le ayudamos a mejorar la gestión diaria de su economía personal

o bien

Estás en
  • Novedades
  • ¿Sabes cómo tendrás que abonar los pagos que hagas con tu tarjeta de crédito?

¿Sabes cómo tendrás que abonar los pagos que hagas con tu tarjeta de crédito?

tarjetacredito

Las medidas de distanciamiento social y confinamiento están dando lugar a un aumento de los pagos con tarjeta, tanto para realizar compras en los comercios que permanecen abiertos como para el comercio online.

No todos estamos familiarizados con esta forma de pago y, por tanto, puede que no  conozcamos con precisión las consecuencias de hacer pagos con nuestra tarjeta. Existen distintos tipos de tarjeta, distinguiendo fundamentalmente entre tarjetas prepago, de débito y de crédito.

Las tarjetas de crédito incorporan, normalmente, varias modalidades de pago, cada una con unas condiciones diferentes. Te explicamos las más comunes: 

  • Pago total a fin de mes: el cargo de las compras en tu cuenta se producirá al final del periodo de liquidación de la tarjeta, que suele ser mensual. Lo más habitual es que no te cobren intereses por el tiempo pasado entre esas compras y el cargo en cuenta.
  • Pago aplazado “revolving”: irás devolviendo el importe de lo comprado mediante cuotas mensuales cuyo importe podrás fijar, siempre dentro de unos límites prefijados por tu entidad. Sé consciente de que con cada cuota pagada, el importe de capital devuelto vuelve a formar parte del crédito disponible. Calcula con este simulador cuándo terminarías de pagar la deuda según el crédito del que hayas dispuesto, el importe de las cuotas y el tipo de interés aplicable.

Antes de utilizar tu tarjeta, comprueba la forma de pago que tienes establecida. Si crees que no es la que más te conviene o no comprendes sus condiciones, no dudes en dirigirte a la entidad emisora en busca de toda la información para saber si tu tarjeta admite el cambio a otras modalidades de pago, cuándo podría ser efectivo ese cambio y si te cobrarán alguna comisión por ello.

Ten en cuenta, además, que algunas entidades permiten que elijas la forma de pago que te interesa en cada compra. De esta manera podrás valorar, cada vez que la uses, si te compensa su devolución a fin de mes o si te conviene aplazarla en varias cuotas según las condiciones aplicables. 

En ocasiones, como sucede con algunas tarjetas emitidas en colaboración con hipermercados y otros grandes comercios, te preguntarán cuál es la forma de pago que elijes en la propia línea de cajas o en la página web del establecimiento en el que realices la compra. Es importante prestar atención en este paso, porque las denominaciones que se utilizan para referirse a las modalidades de pago pueden ser distintas de una entidad a otra: en algunos casos, te pedirán que elijas entre “contado” y “crédito”; en otros, en vez de hablar de pago aplazado, dirán “pago fraccionado”, “cuota flexible”, “cuota fácil”, “tarifa plana”, etc. No dudes en preguntar si la forma de pago a la que se refieren implica que tendrás que abonar la totalidad de la compra en un determinado momento o si la devolverás en varias cuotas, así como si este aplazamiento conllevará el pago de intereses y a cuánto ascenderán estos.

 

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España Política de privacidad

-->

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA