Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema

Le ayudamos a mejorar la gestión diaria de su economía personal

o bien

Estás en
  • Novedades
  • ¡Cuidado con financiar las vacaciones!

¡Cuidado con financiar las vacaciones!

calculadora y mano

Lo suyo es pagar las vacaciones con la extra o con el ahorro generado del mes a mes, pero en muchas ocasiones el "ya que" nos desbarajusta el presupuesto y hay que echar mano de otras alternativas. En el mercado existen varias opciones, pero cuidado con la que eliges porque la factura final puede resultar muy cara.

Para saber cuál es la que mejor se ajusta a tu bolsillo y necesidades comprueba el interés que te va a cobrar. Los tipos de interés de los préstamos personales suelen estar entre el 7% y el 10%, en función de la cantidad y del plazo. Ten presente que hay entidades, en su mayoría no supervisadas por el Banco de España, que ofrecen el dinero en cantidades pequeñas, de forma rápida, y sin apenas requisitos, pero que, a cambio, suelen aplicar unos intereses superiores a los habituales y que pueden llegar a alcanzar incluso tasas de cuatro cifras.

En este sentido, fíjate en la TAE (Tasa Anual Equivalente) y no en el TIN (Tipo de Interés Nominal), que es inferior al primero y tan sólo refleja lo que el banco cobra como tipo de interés. El TIN no incluye comisiones y otros gastos, claves para saber el coste real de la financiación, que sí están recogidos en la TAE.

El mejor ejercicio para comprobar exactamente lo que te va a costar la financiación es sumar las cantidades amortizadas mes a mes y comparar la cifra con el dinero que solicitaste. Muchas veces sólo nos fijamos en hacer cómoda la cuota mensual sin cuantificar lo que realmente se lleva el intermediario financiero.

Así pues, echa cuentas para que no pagues de más, aunque el mejor consejo es que trates de no financiar tus vacaciones. Si no tienes suficiente dinero, ahorra más para el próximo verano. Si con todo, lo ves necesario estas son las distintas alternativas: 
  • Financiación en tienda : Aunque la agencia de viajes se lleva una comisión por la gestión, lo cual es lógico, pues ese es su trabajo, optar por este tipo de financiación es un método cómodo y económico. Suelen ofrecer sistemas de financiación con tipo de interés cero. Únicamente cobran entre 10 y 15 euros en concepto de comisión o gastos de apertura del crédito.
  • Préstamo personal o al consumo: La opción de solicitar al banco un crédito para financiar las vacaciones implica un coste medio de entre el 7% y el 10%, según los datos recabados de las propias entidades financieras. Es decir, si solicitas 3.000 euros a devolver en dos años, con un tipo de interés del 7%, pagarás una cuota de 134 euros al mes. Al cabo de los 24 meses habrás abonado a la entidad 3.216 euros, 216 en concepto de intereses.
  • Aplazamiento del pago de la tarjeta de crédito: Empieza a ser habitual que el pago de los importes realizados con una tarjeta de crédito venga ya por defecto aplazado o no sea al 100%, sino en un porcentaje inferior. Es decir, que no se paga el total comprado a mes vencido. Incluso aunque no tengamos esta opción en las condiciones de nuestra tarjeta, los bancos suelen informar de la misma cuando uno realiza un pago de cierta cuantía. Y esto tiene su precio. La media del sector cobra por encima del 20%. Esto significa que, por ejemplo, si aplazas 1.600 euros en 12 cuotas, acabarás devolviendo al banco más de 1.800 euros.
  • Minicréditos: Es la alternativa más cara y peligrosa de todas. Cuidado porque es fácil caer en una espiral de endeudamiento de difícil salida y terminar con una deuda muy superior a la inicial. Este producto se utiliza para cantidades pequeñas, de entre 50 y 1.000 euros, que se han de devolver en 30 días. En apenas 15 minutos uno dispone del dinero en su cuenta, sin tener que moverse del ordenador y sin tener que demostrar su situación económica. Fácil, pero caro. Su coste puede llegar a superar el 1.000% y, además, el porcentaje sube de forma vertiginosa en función de la cuantía y de si incumplimos el plazo de devolución. Debes saber, además, que las empresas que ofrecen estas financiaciones no suelen estar supervisadas por el Banco de España.
  • Créditos rápidos: Es otra versión de los minicréditos pero para cantidades de hasta 4.000 euros a amortizar en un plazo máximo de 24 meses.

 En cualquier caso, antes de elegir una financiación ES RECOMENDABLE:

  1. Comparar las distintas ofertas prestando especial atención a la TAE.
  2. Leer detenidamente el contrato antes de firmar
  3. Planificar la situación financiera para evitar incurrir en impagos o sobreendeudamientos.

 

Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA