Finanzas para todos
Plan de educación financiera. CNMV. Banco de España, Eurosistema.

Le ayudamos a mejorar la gestión diaria de su economía personal

o bien

Estás en
  • Novedades
  • El seguro y su garantía ante las situaciones de riesgo

El seguro y su garantía ante las situaciones de riesgo

seguros

A lo largo de nuestra vida, de una manera u otra, nos enfrentaremos a situaciones de riesgo. Riesgos que podemos denominar como “negativos” como daños físicos, posibles accidentes, pérdidas económicas… o riesgos “positivos”, como por ejemplo cuando ante la exposición de determinados riesgos se pueden obtener ganancias (invertir en un determinado negocio para obtener beneficios). 

No obstante lo anterior, ¿qué debemos hacer  ante una situación de riesgo?

1º: reconocerlo, es decir, darnos cuenta de que existe y de que es posible que ocurra.

2º: analizar  su importancia, su probabilidad deaparición y sus consecuencias.

3ª: seleccionar la mejor solución ante el riesgo, que será diferente para cada persona, según sus recursos y sus circunstancias. 

El seguro constituye una respuesta efectiva frente a las consecuencias de los riegos y garantizan la cobertura de los mismos. Mediante el pago de una cantidad de dinero de manera periódica (prima), transferimos esos riegos a una aseguradora que será la encargada de garantizar, subsanar, reparar o indemnizar todo o parte el perjuicio producido por la aparición de esas determinadas situaciones accidentales. En resumen, el pagodeuna prima desegurosuponegarantizar lareparación,indemnización o prestacióndeunservicio antelos dañoscausadosporla ocurrenciadeunevento, como porejemplo,un accidentedetráfico, opordarseunadeterminada circunstancia, como llegaralaedadde jubilación

La prima es el precio del contrato de seguro. Es la contraprestación que recibe la aseguradora por hacer frente a los riesgos que está amparando la póliza. El pago de la prima es la obligación principal del tomador de un contrato de seguro. 

Pero, ¿se puede asegurar cualquier bien? Pues la respuesta es que no. Sólo pueden asegurarse aquellos riesgos:

  •  Que no se pueda saber con certeza si ocurrirán o no, o cuándo. Por ejemplo, para un seguro de coches, el asegurado no sabe si sufrirá o no un siniestro.
  • Que sean posibles, como la existencia de una gotera en nuestra casa.
  • Que se puedan describir con exactitud.
  • Que su fin sea legal y no vayan en perjuicio de terceros.
  • Que sean fortuitos y no haya voluntad de producirlos.
 
La suma asegurada
 
A la hora de contratar un seguro es importante valorar correctamente qué valen los bienes que vamos a asegurar. A esto se le denomina la suma asegurada, y es la cifra de capital por la que el asegurado cubre el riesgo y el asegurador garantiza la indemnización. Por un lado, hay que considerar el valor del bien asegurado, que es el precio enel mercadodelbienqueseasegura y por otro, el interés asegurable, que es el interés del asegurado deproteger elbien paraqueno sufra daños ypierda todooparte de su valor a consecuencia del siniestro. En definitiva, conocer la función de la suma asegurada es representar el límite de la indemnización en caso de siniestro.
Finanzas para todos

2010 © Plan de Educación Financiera. CNMV y Banco de España

Technosite Certificación WCAG-WAI AA
Certificación Euracert eAccessibility AA